“Por una familia sana, respetuosa

de la Vida y los Valores”

CONÓCENOS
ESTAMOS A FAVOR DE

El derecho a la vida de todo ser humano por nacer, desde el momento mismo de la concepción.

 

Protección a los sectores más vulnerables de la familia humana (niños, discapacitados, ancianos).

 

La esperanza como virtud teologal, aun cuando las circunstancias adversas de la vida amenacen al individuo.

 

La consideración de la democracia como un instrumento para propiciar una moral, justa, legítima y digna convivencia entre los hombres y los pueblos. La legitimidad de la democracia y su validez se mantienen solamente por los valores morales y éticos que ella sea capaz de encarnar y promover (El Bien Común).

 

Protección de los auténticos derechos del ser humano contra la acción caprichosa del estado o de cualquier otra organización que intente criminalmente afectarlo, por medio del racismo, discriminación, terrorismo, corrupción, secuestro, tráfico de drogas y otros actos criminales.

 

Un sistema económico socialmente justo que propicie el disfrute de mejores condiciones para una vida realmente humana y digna.

 

Fomentar mayores y mejores medios educativos, basados en los altos valores morales y éticos del cristianismo de siempre, que lleven a nuestra juventud a una educación integral, única capaz de conducir al ser humano a su superación.

 

El fomento de acciones sociales que fortalezcan los principios cristianos de la familia tradicional, unidad fundamental de vida social (Derechos de la Familia y de la Paternidad responsable dentro del matrimonio).

 

El uso ordenado y natural del sexo en el matrimonio, buscando el fin primario de dicha unión que es la procreación y la limitación y espaciamiento de los hijos sea limitado al orden que propone la Iglesia Católica. Además la decisión del número de hijos debe ser tomada por la pareja y no ser inducida por campañas antinatalidad que han llevado a serios problemas de falta de población económicamente activa de algunos países europeos que ya invirtieron su pirámide poblacional.

 

La promoción de la virtud de la castidad tanto en personas solteras ó casadas como remedio eficaz a la promiscuidad, al aborto, incremento de divorcios, enfermedades venéreas y otros trastornos fisiológicos y psicológicos, tanto en hombres como en mujeres destacándose por su rápida expansión y gravedad el SIDA.

 

La promoción de los auténticos valores morales y éticos relativos a la sexualidad humana, es decir al matrimonio de hombre y mujer para la constitución de una digna y genuina familia.

 

La justa consideración de las personas con inclinaciones homosexuales, para que les sea proporcionada la ayuda conveniente a fin de que puedan vivir una digna y casta continencia y propiciar que consigan superar esa inclinación.

 

Promover en los medios de comunicación los valores morales y físicos que lleven a nuestros niños y jóvenes principalmente a la práctica de una vida sana física y mental.

ESTAMOS EN CONTRA DE

El aborto criminal sea cual fuere la pretendida justificación. No es posible justificar un asesinato por otro mal menor.

 

La Eutanasia, por ser un grave peligro que atenta contra los sectores más vulnerables de la familia humana (niños, discapacitados, ancianos).

 

El ataque disolvente a los valores morales de la sociedad, aunque estos ataques se escuden en el valor de la "Democracia" y la "Tolerancia" los cuales obtienen su validez de la justicia legitima que sostenga la dignidad y el bien común de la sociedad.

 

La utilización manipulada de la democracia por intereses ajenos a nuestra nación para la destrucción de la moral justa y legítima y de la digna convivencia entre los hombres y los pueblos y sobre todo por valores establecidos y que son fundamento de la sociedad cristiana occidental en la que han convivido tradicionalmente nuestras familias.

 

La acción caprichosa del estado ó de cualquier institución que perversamente busque afectar los auténticos derechos del ser humano, llámense dichas acciones racismo, discriminación, terrorismo, corrupción, secuestro, trafico de drogas y otros actos criminales.

 

El sistema económico socialmente injusto que priva un gran número de familias de una vida realmente humana y

digna sobre todo la pobreza lacerante de nuestro pueblo.

 

La Educación que prive a nuestros niños y jóvenes de los más altos valores morales y éticos del (Cristianismo Tradicional);y los induce al ateísmo, materialismo, relativismo y algunos otros errores religiosos y/o filosóficos degradantes de la espiritualidad, característica esencial del ser humano.

 

Todo tipo de ataque a la familia tradicional cristiana, por ser ésta la unidad fundamental de la vida social de nuestro pueblo. Rechazando radicalmente cualquier tipo de "Uniones Solidarias" o la legalización de uniones de homosexuales y las pretensiones egoístas de que estas puedan aspirar a la adopción de menores.

 

Los nefastos efectos derivados de la mentalidad contraceptiva que ya afectan gravemente a la familia tradicional en hechos como la promiscuidad, el aborto, los divorcios, enfermedades venéreas y trastornos antiguos y nuevos de tipo fisiológico y psicológico entre los que destaca el SIDA.

 

La promoción de la libertad sexual desordenada, (libertinaje), justificándolo como un derecho a ejercer, haciendo caer a muchos jóvenes y adultos en problemas como la promiscuidad, aborto, enfermedades de tipo sexual, tanto físicas como mentales.

 

Y sobre todo, contra los intereses económicos egoístas de las empresas que fabrican y venden todo tipo de anticonceptivos.

 

La pretensión de cualquier forma de legalizar las uniones de parejas de homosexuales, tanto de mujeres como hombres. Aclarando que no atacamos a la persona homosexual, la que se merece como ser humano el debido respeto. Atacamos sí los actos homosexuales que son intrínsecamente perversos y gravemente inmorales y no deben ser consentidos ni social, ni mucho menos legalmente por atentar a los más altos valores morales y éticos del matrimonio y de la sexualidad humana.

 

Toda actividad relacionada con la prostitución infantil y la pornografía en todas sus modalidades. Buscando que se sancione gravemente este tipo de crímenes para preservar a nuestras sociedades de graves e irreparables daños que violentan la dignidad humana.

 

La manipulación de los medios de comunicación que propician la falta de moralidad, el relativismo, indiferentismo, y buscan degradar en muchos aspectos al ser humano, bestializándolo.

Síguenos en

©Derechos reservados Fundación Vida y Valores A. C. "Por una familia sana, Respetuosa de la Vida y los Valores"